Inicio Técnica embossing

Técnica embossing

La técnica embossing se utiliza en los trabajos de scrapbook para realizar relieves. Esta técnica se utiliza para hacer detalles con texturas en álbumes scrapbook, tarjetas y otras manualidades. Existen diferentes maneras de utilizar esta técnica manual: el embossing en frío y el embossing en caliente.

Por un lado, el embossing en frío se realiza con una prensa, por lo tanto suele requerir máquinas como la troqueladora Sizzix. Por otro lado, el embossing en caliente se realiza con polvos de embossing, a los cuales hay que aplicar calor.

El embossing: una técnica para tus proyectos de scrapbooking

El embossing se utiliza mucho en creaciones de scrap como álbumes o tarjetas scrapbook. Esta técnica permite dar un toque especial a nuestras creaciones gracias a los relieves y texturas que podemos realizar con ella. Así podemos crear detalles tridimensionales y darle un toque aún más elaborado a nuestros trabajos.

Esta técnica también se denomina repujado o papel gofrado. Es una manera excelente de conseguir acabados únicos en nuestras creaciones de scrapbook.

Relieves y texturas con la técnica embossing

Para realizar el embossing necesitamos diferentes materiales para manualidades. En el caso del embossing en caliente necesitamos tinta (transparente o de color), polvos de embossing, papel, un sello para realizar la estampación, un pincel fino y una pistola de calor para manualidades. Normalmente si optamos por usar unos polvos de embossing de color, utilizaremos tinta transparente para llevar a cabo la técnica.

Esta técnica nos permite realizar diseños muy variados, ya que podemos utilizar muchos sellos diferentes. Incluso podemos crear nuestros propios sellos con los kits de carvado de sellos. Así que si eres un apasionado del scrapbooking y aún no has probado esta técnica, ¡no te lo pienses más! Tus trabajos tendrán un toque aún más original y especial con las texturas y relieves que proporciona el embossing.